Estema

Rollaction

Blog

ESTEMA, estética y terapias naturales

DOLOR EN RODILLAS ¿MÉDICO O MASAJISTA?

¿TE DUELEN LAS RODILLAS?

La medicina ignora por completo las dos posibilidades mas frecuentes que originan el dolor en la zona articular de las rodillas.

Vamos a partir de la base de que no ha habido ninguna lesión previa (golpe, caída, torcedura…)

1ª posibilidad. Dolor tan solo a la acción. Suele ser en la flexión con carga (agacharse, subir y bajar escaleras…)

 Este dolor comienza sin motivo aparente y va a más. A medida que vamos utilizando las extremidades con molestias o dolor se produce una reacción de la musculatura implicada en la zona, contrayéndose de forma constante y quedando limitada en su longitud. En este caso suelen ser uno o varios músculos de los que conforman el cuádriceps.

La consecuencia es inmediata, al quedar mas cortos los músculos del cuádriceps, que se inserta en la parte superior de la rótula, ejercen una tracción constante que modifica la posición de ésta, desplazándola hacia arriba y quedando fuera de su ubicación anatómica, provocando una fricción forzada en la articulación. Evidentemente provocando el dolor cuando flexionamos la rodilla soportando nuestro propio peso.

La solución en este caso es tan sencilla como devolver a la musculatura del cuádriceps su tono y longitud anatómica correcta.

Realizando un masaje muy profundo sobre toda la musculatura de la extremidad e incidiendo en los  músculos afectados, obtenemos un tono muscular relajado, devolviendo así la longitud anatómica adecuada a cada músculo y permitiendo que la rótula vuelva a ocupar su lugar. De este modo eliminamos la fricción incorrecta sobre la articulación y el dolor.

El resultado es inmediato, antes de la terapia existe el dolor y tras la terapia simplemente ha desaparecido (tan solo quedarán durante un par de días las molestias propias del masaje profundo)

Rodillas

 2ª posibilidad. Dolor que se acentúa durante y sobre todo después del reposo, al levantarnos de la cama, después de estar sentado o conduciendo… (en ocasiones es desesperante, ya que es constante y no mejora con fármacos), pero que mejora y suele desaparecer con el movimiento, permitiéndonos incluso practicar cualquier deporte o trabajo físico intenso.

En este caso el problema se localiza en la espalda, provocado por la compresión directa o indirecta de determinadas contracturas de las zonas lumbares, dorsales y glúteos sobre alguno de los plexos nerviosos que inervan la extremidad hasta el pié, y que ocasionan desde un intenso dolor reflejo y profundo, pérdida de fuerza, sensación de hormigueo… en cualquier punto del trayecto del plexo nervioso afectado.

En este caso la solución está en descontracturar toda la espalda, pero incidiendo en las zonas lumbares, dorsales, iliocostales y glúteos donde encontramos una musculatura contraída, dura y dolorosa al tacto.

El masaje deberá ser de nuevo muy profundo, hasta dejar los músculos afectados con un tono distendido y relajado. Solo de este modo permitiremos que los plexos nerviosos se liberen y dejen de producir dolor. La extremidad recupera en horas su función en equilibrio y desaparecen todos los síntomas.

Rodillas LUMBAR

Desgraciadamente la medicina en estos casos tan frecuentes,  se limita a prescribir antiinflamatorios, comprimir e inmovilizar las zonas de dolor y parte de la extremidad.

 ¿Y que consigue con esto? Sencillamente empeorar el estado del paciente, ya que el origen del problema se ha ignorado por completo y para colmo de males la compresión e inmovilización evita deliberadamente que los tejidos que conforman las zonas de dolor se puedan alimentar a través de los nutrientes y el oxígeno que aporta el torrente sanguíneo, perdiendo tono y función.

El mejor aliado para realizar un trabajo profundo sobre la musculatura de extremidades y espalda a parte de las manos del masajista es ROLLACTION, con su masaje fisioactivo logra acceder al grueso del músculo, eliminando las contracturas y devolviendo el equilibrio tanto al sistema nervioso como al vascular.

No hay comentarios

Haz tu comentario