Estema

Rollaction

Blog

ESTEMA, estética y terapias naturales

Escoliosis ¡Como tratarla!

Nota: Por regla general la escoliosis se presenta en etapas de crecimiento y en la mayoría de los casos está provocada por una descompensación de la estructura ósea a causa contracciones musculares prolongadas en el tiempo que generan un desequilibrio.

En una primera fase, una de las cadenas musculares de la zona paravertebral se contrae de forma exagerada provocando un acortamiento en toda su línea muscular, de manera que la columna vertebral se arquea hacia la derecha en las zonas lumbar y dorsal (figura 1.10) generando una elevación de la cadera derecha y un descenso del hombro derecho. Es evidente que el cuerpo queda totalmente descompensado y el centro de gravedad queda desplazado hacia la derecha (línea amarilla).

¿Cómo responde la musculatura para tratar de recuperar el centro de gravedad? Sencillamente la musculatura de la parte alta de la espalda intenta desplazar esa zona a la izquierda hasta conseguir el equilibrio del punto de gravedad, pero generando la típica forma de “S” a lo largo de la columna vertebral.

Importante: En la mayoría de ocasiones la medicina no contempla el equilibrio muscular como solución al problema y acaba corrigiéndolo con la colocación de un corsé o de un alza en el calzado, en el lado donde se ha producido la elevación de la cadera y por consiguiente de toda la extremidad. Esto lo único que consigue es perpetuar el problema, ya que ese alza obligará a las estructuras muscular y ósea a mantener sus posiciones de desequilibrio. La solución es tan sencilla como devolver a toda la musculatura de la espalda su longitud anatómica correcta, logrando de nuevo el equilibrio.

                                            Figura 1.10                                                               

Escoliosis         

 Origen: Crecimiento desequilibrado. En fases de crecimiento se puede dar la situación de un crecimiento rápido de la estructura ósea, provocando una tensión en la musculatura que no le permite absorber la velocidad de ese crecimiento.

Trabajo o posiciones. En casos de actividades donde se mantenga de forma prolongada una posición que provoque un desarrollo muscular en desequilibrio, posiciones sedentarias que produzcan a medio y largo plazo una atrofia muscular.

Cambios de temperatura. Cuando el cuerpo se enfría por zonas puede generar una reacción de contracción brusca de la zona que recibe el frío.

Somatización. Cuando la musculatura en general adopta una posición de tensión continua a raíz del estado emocional de la persona (preocupaciones, estrés, incertidumbre…)

En los dos últimos casos la escoliosis es transitoria.

 

Signos y síntomas: Desequilibrio en general de la espalda, adquiriendo la forma de “S” y dolor por contracción de las diferentes zonas musculares que comprimen plexos nerviosos, pudiendo provocar dolor en la misma zona de compresión o un dolor reflejo a lo largo del trayecto del plexo nervioso afectado.

Tratamiento: Se realizará un trabajo exhaustivo y muy profundo sobre todos y cada uno de los músculos de la espalda, desde el occipital hasta la zona sacra (figura 1.11). La duración del masaje vendrá determinada por la reacción que tenga cada persona a la terapia manual. Hay casos en que la tolerancia es mínima, por lo que debemos dar mas tiempo hasta conseguir el objetivo. Daremos por concluido nuestro trabajo cuando consideremos que la musculatura ha quedado con el tono mas relajado posible.

Resultados: Cuando la escoliosis se ha generado en los últimos meses el resultado es muy rápido, quedando totalmente eliminada en el plazo de una semana o quince días. Por el contrario cuando lleva instaurada varios años el resultado tiene una evolución favorable hasta que se produce un estancamiento, ya que las estructuras ósea y muscular afectadas se han adaptado con los años a mantener una funcionalidad en desequilibrio.

Figura 1.11

Zonas trabajo

No hay comentarios

Haz tu comentario