Estema

Rollaction

Blog

ESTEMA, estética y terapias naturales

Síndrome del túnel carpiano


Warning: file_get_contents(http://www.linkedin.com/countserv/count/share?url=http://estemagirona.com/sindrome-del-tunel-carpiano/&format=json) [function.file-get-contents]: failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.0 404 Not Found in /home/content/34/12135134/html/estemagirona/wp-content/plugins/tk-social-share/tk-social-counter.php on line 145

Antes de entrar en quirófano para ser operado de túnel carpiano sería conveniente leer este artículo.

Nota: Los síntomas de esta patología suelen llevar a la confusión y a un mal diagnóstico, acabando algunos pacientes operados del túnel carpiano, sin que desaparezcan ni el dolor constante, ni la pérdida de sensibilidad, fuerza y sensación de “hormigueo” en reposo.

Ante esta situación siempre es preferible realizar una terapia manual adecuada para comprobar sus resultados. En caso de que persistan los mismos síntomas después de dos sesiones, podemos pensar realmente que la compresión la ocasiona el túnel carpiano.

Origen: Esta patología la origina la compresión de los nervios que inervan brazo, antebrazo y mano por la musculatura de la cintura escapular, trapecios, romboides y líneas paravertebrales, habitualmente son el nervio mediano y el radial.

Es frecuente que esta patología sea consecuencia de una cambio brusco de temperatura o somatización por un alto grado de estrés, pero también puede estar generada por trabajos muy repetitivos con las manos, en los que obligan al paciente a tener una tensión constante en toda la musculatura a lo largo de la extremidad y zona escapular, aunque no se esté realizando necesariamente un gran esfuerzo, como por ejemplo trabajar durante un tiempo prolongado con el “mouse” del ordenador, trabajos de precisión que generan gran tensión, esfuerzos continuados con las manos y toda la extremidad en suspensión, como carniceros, cocineros, planchadoras, etc.

 Signos y Síntomas:Sensación de “hormigueo” en determinadas zonas de la mano o de los dedos, sensación de un cansancio general de la extremidad con pérdida de fuerza y sensibilidad, sobretodo en antebrazos y manos. También aparece un dolor “sordo” interno, pero constante a lo largo de toda la extremidad.

Aunque en un primer momento no afecta a la movilidad de la extremidad, a medida que van pasando los días, aparece un dolor importante en toda la zona del hombro que acaba irradiándose a brazo y antebrazo, reduciendo considerablemente la capacidad de movimiento.

Estos síntomas se acentúan en reposo y mejoran y hasta desaparecen en ocasiones, con el movimiento.

 Tratamiento: Se deben eliminar las contracturas musculares trabajando con masaje manual profundo las dos extremidades, incidiendo en flexores y extensores de los dedos y resto de musculatura del antebrazo, continuaremos con el brazo y también incidiremos en toda la musculatura del hombro, sobretodo en bíceps, tríceps y deltoides.

A continuación se eliminará la tensión en toda la espalda, incidiendo en la musculatura escapular (supraespinoso, infraespinoso), todo el trapecio, incluyendo en zona de origen de la musculatura en la base del occipital y romboides, así como toda la musculatura subescapular de forma manual hasta conseguir un tono muscular relajado. De esta forma el músculo libera los sistemas nervioso y vascular comprimidos.

En la mayoría de casos, desaparece el dolor y todos los síntomas mejoran en un 80% en 2/3 días y desaparecen por completo entre el cuarto y quinto día posterior a la terapia.

No hay comentarios

Haz tu comentario